Dinero

Trazando un plan de jubilación en Japón. Tsumitate NISA e iDeCo.

“Seguimos para bingo” en el tema de la jubilación en Japón, del que ya he hablado en varios de mis artículos anteriores, explicando en detalle tanto el sistema de pensiones público como el sistema de pensiones privado japonés.

Hoy compartiré con vosotros el plan de jubilación privado a futuro que he trazado para, en el futuro, complementar la pensión pública. Mi objetivo es muy sencillo: no perder poder adquisitivo. Pero, ¿Qué es exactamente el poder adquisitivo?

El poder adquisitivo se refiere a la cantidad de bienes o servicios que puedes adquirir con una cantidad de dinero determinada, según el nivel de precios que existan en el mercado.

Aunque a día de hoy con 1 euro o 1 dólar pudieras permitirte tomarte un café, no quiere decir que dentro de 1, 3, 5 o 10 años puedas tomarte un café al mismo precio. A nadie le escapa la realidad de que el precio de los bienes tiende a subir con el tiempo, y a este concepto se le llama inflación. Por ejemplo, yo a mis 20 años me podía permitir tomarme una caña de cerveza a 100 pesetas (unos 0,60 euros), pero veinte años después tengo que pagar en torno a 1,5 euros, que es un 150% más. Pero hay muchos más ejemplos, como llenar un depósito de gasolina o incluso comprar una casa.

El caso es que la situación actual, dejar tus ahorros en el banco rentando prácticamente nada – o peor aún, teniendo que pagar por ello – puede resultar un problema de cara a tu jubilación, especialmente si le añadimos el más que probable recorte progresivo de las pensiones de jubilación públicas.

Mi experiencia laboral en Japón.

Antes de entrar en los detalle de mi plan, dejadme poneros en contexto. Comenzaré por mi experiencia laboral en Japón, que comienza en Septiembre de 2014, con 36 años de edad.

Durante de un año trabajé como empleado temporal – lo que aquí se conoce como haken shain 派遣社員 – renovando contrato cada 3 meses. Un año después, en Octubre de 2015 pasé a formar parte de la plantilla fija de la empresa – en japonés se le dice seishain 正社員 -, firmando un contrato que concluirá automáticamente al final del mes en el que cumpla los 60 años de edad. Esto quiere decir que, de continuar trabajando hasta los 60, habré contribuido al sistema de pensiones público nipón durante aproximadamente 24 años. (no entraré a valorar cuánto me quedará de pensión pública pero si quieres saber cómo se calcula puedes leer aquí).

Al finiquitar un contrato en Japón, hay muchas empresas que ofrecen una paga adicional llamada taishokukin 退職金, que también es recomendable entender para trazar el plan de jubilación, sobretodo en el terreno de pago / exención de impuestos. Pero no adelantemos acontecimientos, ya lo entenderéis a medida que vayamos avanzando en el escrito.

¿Qué es el taishokukin o retirement bonus?

Hay tres cosas importantes a saber sobre el taishokukin 退職金 : qué es, cómo esta gravado en impuestos y a qué ingresos afecta.

¿Qué es el taishokukin?

El taishokukin 退職金, también conocido en inglés como retirement bonus, es una paga extra que algunas empresas japonesas abonan al finiquitar el contrato con su empleado para agradecer su contribución para con la misma, incluso aun siendo el empleado el que decida extinguir la relación. Suele formar parte del paquete salarial al ser contratado y algunas compañías exigen un número de años mínimo para cobrar este complemento, por lo que os sugiero que leáis bien vuestros contratos.

La cantidad a recibir de este complemento suele calcularse mediante una fórmula basada en el salario del empleado y en el número de meses / años contribuidos para con la empresa. Por ejemplo, podría ser la media de tu salario mensual durante el último año multiplicado por el número de años de servicio en la compañía.

En mi empresa no existía tal beneficio cuando fui contratado con contrato fijo, pero a finales de 2018 decidieron añadirlo – eso sí, sin carácter retroactivo – para evitar la extremada fuga de empleados que había a otras empresas del sector, las cuales ofrecían paquetes salariales mucho más atractivos.

¿Cómo esta gravado el taishokukin y a qué ingresos afecta?

El montante de dinero que recibas como taishokukin está gravado de modo diferente a tu salario habitual. De hecho, cada año que hayas pasado en la empresa podrás beneficiarte de 400.000 yenes libres de impuestos hasta un total de 15.000.000 de yenes como máximo. Estas deducciones se conocen como Taishoku Shotoku Koujogaku (退職所得控除額):

  • Taishoku (退職, renuncia o jubilación)
  • Shotoku (所得, ingresos)
  • Koujogaku (控除額, deducción).
Años trabajadosTotal de ingresos deducible al recibir la paga
Menos de 20 años400.000 yenes por cada año trabajado
Más de 20 años8 millones de yenes + 700.000 x (número años trabajados – 20)

¡Ah! Que no os lleve a engaño la palabra retirement o 退職 taishoku, que para recibir esta paga no necesitas jubilarte, si no simplemente dejar de trabajar para la empresa. De hecho, puedes recibir varios taishokukin a lo largo de tu carrera profesional si has trabajado en varias empresas.

Si entiendes japonés y quieres saber más sobre este tema, puedes consultar en la página oficial en la Oficina Nacional de Impuestos japonés (国税庁 kokuzeichou), que tiene incluso un ejemplo práctico de su cálculo.

Muy importante también recalcar que el iDeCo – producto que forma parte de mi plan – está gravado por este régimen siempre y cuando optes por cobrar / retirar lo invertido en un solo pago, lo que se conoce en inglés como lump sum o en japonés como ichijikin (一時金). Ya os hablaré de ello uno de los apartados finales.

Y después de entrar en contexto “pasemos a la chicha”.

Trazando un plan de pensiones privado en Japón.

Después de leer y analizar varios vehículos de inversión en Japón me quedó claro que hay dos productos que por sus beneficios fiscales valdría la pena contratar para mi propósito: el iDeCo y el Tsumitate NISA.

Del iDeCo ya hablé con detalle en este artículo, pero simplemente deciros que es un plan de pensiones privado que te permite hacer aportaciones mensuales con un límite máximo y beneficiarte en forma de desgravación de impuestos en la declaración de la renta a final del año fiscal (kakutei shinkoku 確定申告). Para los trabajadores fijos en régimen de seishain 正社員, como es mi caso, el máximo de aportación mensual es de 23.000 yenes mensuales / 276.000 yenes anuales.

Como complemento de ahorro con beneficios fiscales al iDeCo tienes como opción contratar el Nippon individual savings account, conocido popularmente como NISA, que es un producto de ahorro creado en el 2014 por el gobierno japonés para animar a los residentes japoneses a invertir parte de sus ahorros de cara a su jubilación, ya que un gran número de la sociedad nipona tiende a tener sus ahorros estancados en cuentas bancarias con intereses cercanos al 0%, lo cuál hace que pierdan poder adquisitivo de cara al futuro.

A grandes rasgos, el NISA te permite hacer aportaciones bien en forma mensual o anual a productos de inversión, ya sean acciones individuales o fondos de inversión, con un límite anual y una ventana de años en el que estas inversiones están exentas de impuestos, lo cuál es un beneficio bastante a tener en cuenta.

Cabe destacar que dentro del NISA existen varias modalidades para adecuarse a diferentes perfiles de ahorradores:

  • 一般 NISA (ippan NISA o regular NISA): el producto original, que te permite hacer un máximo de 1.200.000 yenes de aportación anual en un vasto número de productos de fondos inversión o, como fondos de inversión o acciones individuales de empresas en mercados internacionales. La ventana de inversión es de 5 años, lo cuál te permite invertir 6 millones de yenes libres de impuestos.
  • Tsumitate NISA: te permite hacer un máximo de 400.000 yenes de aportación anual en un reducido grupo de fondos de inversión decidido por la entidad con la que lo contrates. Este producto está más enfocado al ahorro a largo plazo y es menos agresivo que el regular NISA, no permitiendo la inversión directa en acciones de empresas. Sin embargo, la ventana libre de impuestos es de 20 años, lo que hace que puedas beneficiarte de 8 millones tax free.
  • Junior NISA: es un nuevo tipo de NISA orientado a abrir una cuenta de ahorro e inversión para los menores de edad, para que en el futuro, al llegar a los 20 años – mayoría de edad en Japón –, “hereden” los ahorros de la cuenta. Su límite anual es de 800.000 yenes y el conjunto de productos de inversión que lo componen tienen menos riesgo que los dos productos anteriores. Sin embargo parece ser que el gobierno ha decidido eliminarlo a finales de 2023.

Yo decidí apostar por el Tsumitate NISA, porque lo que buscaba era hacer un extra de aportaciones mensuales para mi plan privado para complementar al iDeCo. De este modo podría invertir 400.000 yenes anuales del NISA y 276.000 yenes del iDeCo, sumando 676.000 yenes anuales. La aportación mensual de ambos sería de 23.000 yenes + 33.333 yenes = 56.666 yenes, unos 450 euros teniendo en cuenta una relación euro = 125 yenes.

En la siguiente tabla puedes ver los dos productos elegidos comparando sus ventajas / inconvenientes:

ProductoiDeCoTsumitate NISA
Límite
Aportaciones
Depende de tu categoría de trabajo:
– Autónomos: máximo 68.000 yenes/mes
– Trabajador de empresa / funcionario: máximo 23.000 yenes/mes.
– Amo/a de casa: máximo 23.000 yenes/mes.
Máximo de 400.000 yenes anuales.
Deducción de impuestosAportaciones exentas del impuesto de la renta (income tax o shotokuzei 所得税) y el impuesto de residencia (resident tax o juuminzei 住民税).No aplica.
Impuestos al retirar / cobrar
el plan
Total aportado taxable, ganancias incluídas. (mismo régimen que taishokukin 退職金)Total aportado libre de impuestos, incluso ganancias de haberlas.
LiquidezContribuciones bloqueadas hasta los 60 años de edad.

(*) En caso de dejar de residir en Japón NO se puede seguir contribuyendo y la inversión queda bloqueada hasta los 60 años.
A esa edad puede ser reclamada y cobrada desde otro país.
Liquidable total o parcialmente en cualquier momento.
Operaciones
permitidas
Compra, venta y (**) traspaso de fondos (switching).Compra y venta.
(Una vez vendido NO se puede usar esa cantidad “tax free” de nuevo)

(**) Los traspasos de fondos, también conocido en inglés con el termino switching funds, te permite vender las participaciones en un fondo y comprar las de otro fondo con el dinero obtenido de esa venta. Esto te permite cambiar tu estrategia de inversión o deshacer posiciones en un fondo que haya rentado mucho a otro más defensivo o viceversa. Esto no se puede hacer en el NISA, sea cual sea su modalidad, ya que está pensado como “buy and hold”, esto es, comprar y mantener la inversión hasta el final. Si vendes en el NISA habrás dado por finaliza esa parte de la inversión con beneficios o pérdidas.

Una vez seleccionados los productos ya es cuestión de elegir las entidades con las cual contratarlos. Después de analizar varias experiencias y tener en cuenta comisiones y el conjunto de productos de inversión que ofrecen tanto para iDeco como para Tsumitate NISA, decidí quedarme con dos: SBI y Rakuten Securities.

Línea temporal del plan de pensiones.

Para hacerse una idea de como ha quedado plasmado un plan creo que la figura gráfica de la línea temporal – timeline en inglés – puede ayudar a visualizar mejor las cosas.

Para entender mejor la gráfica, comentaros que yo comencé el iDeCo en 2017 y el Tsumitate NISA en 2018, ambos en la entidad SBI. Sin embargo, durante el segundo año de aportaciones del Tsumitate NISA decidí transferirlo de SBI a Rakuten por varias razones, entre ellas porque puedes cargar las aportaciones mensuales a la tarjeta de crédito de Rakuten y te permiten usar los puntos de Rakuten como dinero para invertir. La gran desventaja de este movimiento es que has de vender todo lo aportado hasta ese momento, desapareciendo de un plumazo 2 años completos del mapa de inversión a largo plazo, un total de 800.000 yenes. (os recomiendo que no cambiéis de proveedor si no queréis que os ocurra lo mismo que a mi)

Después de este párrafo de introducción, mi plan privado a futuro queda del siguiente modo:

  • La primera fila en azul celeste corresponde a los años contribuyendo al iDeCo, siendo i1 el primer año e i21 el último que tengo pensado aportar, ya que el siguiente año cumpliría 60. El total acumulado sería de aproximadamente 5.8 millones de yenes (276K yenes anuales x 21 años).
  • La segunda fila en verde claro pertenece a las aportaciones al Tsumitate NISA. Tanto el primero como el segundo año, n1 y n2, aparecen en color rojo, porque como comenté antes tuve que vender lo aportado para transferir el plan de SBI a Rakuten, por lo cual esos dos primeros años dejan de computar en el total. La última aportación sería a los 59 años, siendo la n20, coincidiendo con el límite de años del Tsumitate NISA. El total aportado ascendería a 7.2 millones de yenes (a razón de 400K yenes mensuales x 18 años).
  • La tercera fila refleja la pensión, la cuál tengo pensado pedir a los 65 años para recibir el 100%. Se puede solicitar desde los 60 años, pero el porcentaje recibido es mucho menor, concretamente un 70%. Si quieres saber más lo explico aquí.
  • La cuarta línea pertenecería a los años trabajados, finalizando por contrato en el mes en el que cumpla 60 años, si es que no decido prejubilarme anteriormente, que es algo que vengo dando vueltas últimamente.

Cobro o cash out del plan.

Adicionalmente a los colores azul celeste y verde claro, veréis también el color amarillo. Esta parte pertenece a ingresos, los cuales provendrán de cobrar / retirar lo aportado hasta el momento en los fondos del iDeco y Tsumitate NISA. El cobro o cash out de estos dos planes difiere en su forma, siendo muy sencillo en el caso del NISA y algo más complejo para el iDeCo. Trataré de explicarlo a continuación.

Cobro / Cash out del Tsumitate NISA.

En el último año del Tsumitate NISA, n20, tengo pensado vender todo lo invertido, que serán 7.2 millones de yenes. Con la ayuda de la economía y el interés compuesto las inversiones deberían haber incrementado su valor, pero quien sabe, nadie tiene una bola mágica para asegurar estas cosas.

Al estar exento de impuestos no debería rendir cuentas con el fisco según tengo entendido. En cualquier caso, la entidad elegida para gestionar el plan se encargará de enviar los documentos necesarios a la oficina de impuestos si al abrir la cuenta elegiste las opciones tokutei kouza 特定口座 y gensen ari 源泉あり.

Cobro / Cash out del iDeCo.

El iDeCo resulta bastante más complicado que el NISA, al tener múltiples combinaciones. El caso es que el fondo aportado en la cuenta del iDeCo queda desbloqueado a partir de los 60 años y puedes rescatarlo principalmente de dos maneras:

  • En forma de pago único (ichijikin 一時金 en japonés o lump sum en inglés).
    • Si tienes pensado en trabajar hasta los 60 años, tu empresa dispone de paga taishokukin y además decides cobrar el fondo del iDeCo el mismo año, te tocará sumar las dos cantidades (iDeco + taishokukin) y calcular el dinero libre de impuestos según la fórmula que ya expliqué en el apartado del Taishoku Shotoku Koujogaku (退職所得控除額).
Años trabajadosTotal de ingresos deducible al recibir la paga
Menos de 20 años400.000 yenes por cada año trabajado
Más de 20 años8 millones de yenes + 700.000 x (número años trabajados – 20)
  • En pagos fraccionados en forma de pensión a partir de los 60 años. (en japonés nekin toshite juukyuu suru 年金として受給する)
    • Las desgravaciones de impuestos se rigen por el Kouteki Nenkin Koujogaku (公的年金控除額) o “total de deducciones de pensión pública”. Por simplificar, consideremos aquellos con edad menor de 65 años e ingresos inferiores a 10 millones de yenes. En este caso los primeros 600.000 yenes serían tax free. Adicionalmente, se sumaría un fijo de 480.000 yenes en concepto de deducción base o Kiso Koujo (基礎控除), lo que resultaría en un total de 1.080.000 yenes libres de impuestos al año. (este número aumenta algo más a partir de los 65 años de edad, hasta llegar a algo más del millón y medio de yenes libres de impuestos). Para aquellos curiosos del detalle pueden leer sobre ello en la página oficial de la NTO.

Yo tengo pensado cobrar el iDeCo como pensión (lo veréis resaltado en amarillo con estrellas azules entre los 60 y 64 años en la fila del iDeCo en la gráfica del apartado anterior), dividiendo el total acumulado en 5 pagos anuales, recibiendo así cada año una pequeña pensión de 1.16 millones de yenes. Si lo aportado se hubiese revalorizado habiendo sobrante, podría recibir esa parte adicional como pago único o lump sum a los 65 años.

Pero voy a poner punto y final aquí. Si queréis indagar aún más en estas dos opciones, os recomiendo encarecidamente leer el hilo en inglés “Retirement bonus/pension tax on iDeCo“, perteneciente al siempre interesante foro Retire Japan y donde se exponen estos casos y algunos más complejos.

Portfolio / composición del plan de inversión.

¿Cómo debo elegir la composición de mi plan de inversión? ¿Acciones? ¿fondos de inversión? ¿ETFs? ¿Bonos?

Eso depende de cada uno y yo no pretendo – ni puedo o debo – dar consejos de inversión a nadie. Solo puedo decir que, en mi caso, después de mucho leer e informarme aquí y allá sobre el tema y teniendo en cuenta mi perfil de bajo riesgo, llegué a las siguientes conclusiones:

  • Invertir en fondos indexados pasivos de bajo coste que repliquen la situación económica mundial.
  • Invertir de manera periódica sin importar las condiciones de la economía en o el activo donde inviertas, porque nadie sabe o puede asegurar cuando la economía o los mercados han tocado fondo o cuando han subido demasiado, aquello que los anglosajones llaman timing the market.
  • Invertir una parte en bonos, que suelen considerarse “activo refugio” en situaciones de crisis y tienen volatilidad limitada comparada con las acciones.
    • Se suele recomendar invertir el tanto por ciento según la edad que tengas. Esto es, si tienes 40 años ten un 40% de tu plan invertido en bonos, de tal manera que cuanto más te acerques a tu edad de jubilación menos volátil sea tu cartera de inversión. Obviamente, la rentabilidad también es mucho más baja, mucho más aún en un contexto como el actual, en el que los bancos centrales no hacen más que inyectar ingentes cantidades de dinero en el sistema, haciendo que los bonos emitidos por los gobiernos mundiales renten muy poco, llegando inclusive al terreno negativo.
  • Aprovechar los productos de inversión que ofrezcan ventajas fiscales y contribuir con el máximo de aportaciones para aprovechar sus ventajas al 100%.
  • Y por ultimo, y esto es mas por sentido común. Mucho cuidado con los gurús que te intenten vender que invertir es ganar dinero fácil, que hay muchos perfiles de inversión y de riesgo en este arcoiris. No es lo mismo ser un especulador con alto riesgo que invierte en acciones por separado que ser un pequeño ahorrador con perfil de riesgo bajo que trata de hacer un plan de pensiones conservador enfocado en no perder poder adquisitivo.

Pues bien, estos son los principios que yo he seguido. Los dos primeros se basan en lo que se conoce como la filosofía Bogglehead, cuyos principios básicos os recomiendo leer. Podéis hacerlo en esta interesante guía en español.

Y ya solo me falta deciros cuáles han sido los activos que he elegido. En mi caso he tratado de simplificarlo al máximo.

Balance de cuenta del iDeCo.

Uso la cuenta del iDeCo para invertir el 100% de las aportaciones en un fondo indexado de bonos mundiales (excluido Japón), el cuál tiene un coste anual de 0.15%.

  • Producto: Nomura Foreign Bonds Index Fund DC o 野村外国債券インデックスファンドDC
  • Comisión anual: 0.154% (0.14% sin impuestos)
  • Gestión: pasiva
  • Índice de referencia: FTSE World Government Bond Index (WGBI) – excluding Japan

Este fondo se dedica a comprar / mantener / vender bonos emitidos por gobiernos mundiales, excepto Japón (el cuál no me interesa, ya que el interés de los bonos que emite es muy cercano al 0%). Para que os hagáis una idea, este es el top 10 de los porcentajes de bonos de países comprados por el fondo (básicamente Estados Unidos, Reino Unido y aparece hasta uno de España):

Seguramente os topéis a menudo con la opinión de que no merece la pena invertir en bonos dada la actual situación de tipos de interés bajos y su baja rentabilidad, etcétera. A mi en mi caso me ayuda a tener tranquilidad si vienen mal dadas, ya que esta parte del portfolio será muchísimo menos volátil que la del fondo indexado de acciones. Además, como punto extra, si hay una crisis y vuestra parte invertida en acciones internacionales baja mucho, siempre podéis aprovechar y usar el iDeco para hacer un traspaso del fondos de bonos al de acciones. Una vez que la economía se recupere podréis hacer la operación inversa para traspasar del fondo de acciones al de bonos, para así recuperar el porcentaje. (esto es simplemente una de tantas estrategias que podéis elegir).

Y poco más, abajo podéis ver el balance a día 4 de Enero de 2021, que es un sumatorio de las aportaciones de los años 2017 (i1 en la gráfica de línea temporal), 2018 (i2), 2019 (i3) y 2020 (i4). Por el momento va rentando a poco más del 5%, como veréis, a continuación muy diferente al 18% que renta el fondo de acciones contenido en el Tsumitate NISA. Ya sabéis, a más riesgo más beneficio / pérdida y viceversa.

Balance de cuenta Tsumitate NISA.

Uso la cuenta del NISA para invertir el 100% de las aportaciones en un fondo indexado de bajo coste de acciones mundiales, con las siguientes características:

  • Producto: eMaxis SLIM All Country o eMaxis SLIM 全世界株式(オール・カントリー)
  • Comisión anual: 0.1144% (0.1040% sin impuestos)
  • Gestión: pasiva
  • Índice de referencia: MSCI All Country World Index

Poco que decir del producto, fondo de inversión indexado en acciones mundiales, con un 12% invertido en países considerados emergentes (新興国 shinkoukoku en japonés), con un 4,9% en China, 1,5% en Taiwan y 1,4% en Corea del Sur. El restante 88% corresponde a los países desarrollados (先進国 senshinkoku en japonés), con un 56,6% en Estados Unidos, 7,5% en Japón, seguido de otros países europeos. El fondo invierte en un total de 49 países.

Y el balance de mi cuenta a día 5 de Enero de 2021 es de 400.000 yenes invertidos con beneficio del 18%. Esto pertenece a los 400.000 yenes aportados durante el año 2020 (año n3 del NISA), ya que lamentablemente tuve que vender lo aportado en el año 2018 (año n1 del NISA) y 2019 (año n2 del NISA) para hacer el traspaso de cuenta de la entidad SBI a Rakuten.

Posibles mejoras en el plan.

Mi plan básicamente es comprar estos dos fondos de arriba y como estrategia lo que los ingleses dirían “buy and hold”. Esto es, comprar en participaciones periódicas y mantener hasta que haya que vender en la jubilación. Pero eso no implica que no podamos hacer posibles mejoras o iteraciones en el proceso si es necesario.

Como parte de estas posibles mejoras, podría comprar los bonos fuera del iDeCo y Tsumitate NISA, en una cuenta de inversión normal sin beneficios fiscales, ya que seguramente los bonos no vayan a rentar especialmente, ni incluso a largo plazo. Entonces podría usar tanto el Tsumitate NISA como el iDeCo para mantener los productos que por probabilidad vayan a ser más rentables en el futuro, maximizando así los beneficios fiscales.

Y hasta aquí mi pequeño plan. ¿Qué os parece? Estaré encantado de recibir comentarios y/o sugerencias sobre el mismo, ya que seguramente este pasando por alto algún detalle. O quizás haya alguna manera mejor de abordar el plan, quién sabe, pero lo bueno es que al ser “a futuro” se le puede ir moldeando si es necesario.

Categorías:Dinero

2 replies »

    • Hola jorgesanson,

      Muchas gracias por tu comentario y por lo de “mente de ingeniero”, lo cual es un gran cumplido, ya que de allí vengo en lo que a carrera se refiere, jajaja.

      Seguiré tratando de escribir artículos que puedan ayudar en la medida de lo posible tanto a la comunidad hispana en Japón, así como puedan resultar de interés también a aquellos hispanohablantes que estén fuera de este país para entender un poco más como funcionan las cosas por estos lares.

      Recibe un cordial saludo,
      Iván.

      Me gusta

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s