Dinero

Transferencias internacionales más justas con Transferwise.

¿Transferencias internacionales? ¿Pero este no era un blog sobre Japón? ¿Qué relación tienen una cosa y la otra?

Haberla hayla, y es que cuando uno decide irse a vivir al extranjero, no sólo deja amigos, familia, trabajo y vicios. A veces también deja en su país de origen una cuenta bancaria con algunos ahorrillos que, en un futuro, podrían llegar a ser necesarios en el nuevo país de residencia.

En mi caso, dentro de muy poquito seré el dueño de una maravillosa hipoteca que vendrá de la mano de su inseparable amigo, el préstamo bancario. Es por ello que decidí hacer una transferencia de mis reservas en España (en mi caso con el banco ING Direct) a mi entidad bancaria de Japón.

Para este propósito estuve investigando y consultando a amigos y conocidos sobre qué método podría ser más económico para que los gastos y el cambio de moneda (euro – yen) no se acabaran “comiendo” buena parte de mis ahorros.

Después de varias recomendaciones decidí a darle una oportunidad a un sistema llamado Transferwise.

¿Qué es Transferwise?

Según su web, TransferWise es la nueva manera de enviar dinero al extranjero. El texto citado a continuación podrás encontrarlo en su página oficial.

La idea es muy simple.

En lugar de realizar una transferencia internacional, se hacen dos transferencias locales. Por ejemplo, si quieres enviar Libras a Euros, en lugar de realizar una transferencia internacional con altas comisiones, TransferWise realiza dos transferencias locales. Tú envías tus libras a nuestra cuenta en Reino Unido, y luego nosotros enviaremos tu dinero a tu cuenta en Euros desde nuestra cuenta en Euros, por lo que no existe transferencia internacional.

Durante décadas los bancos han estado tratando a la gente de forma injusta.

Cuando envías dinero al extranjero, tu banco te cobra grandes comisiones ocultas. Después te ocultan aún más comisiones utilizando tipos de cambio injustos.

TransferWise ha encontrado una manera sencilla de evitar las abusivas comisiones bancarias y hacer que las transferencias internacionales sean transparentes y justas. Tal como deberían ser.

Siempre utilizamos un tipo de cambio justo y mostramos nuestra pequeña comisión con claridad.

El coste de la transferencia puede ser hasta ocho veces menor que a través de tu banco. Es una pequeña revolución.

Transferwise reivindica que su sistema es hasta un 8% más barato que los bancos convencionales.

Transferwise mas barato que banco

Y esto era precisamente lo que yo quería, que mi banco no me sangrase con tipos de cambio de divisa irreales y abusivos, o gastos de gestión excesivos.

El principal as en la manga de Transferwise es el tipo real cambiario de divisa. Éste, se ofrece en tiempo real en el mercado de divisas, y se aplicará el mismo que en el momento en el que realices la operación. Lo mires por donde lo mires es algo imbatible por cualquier otro sistema. Transferwise no gana nada con ello, ni tampoco utiliza sistemas intermedios que pudieran aplicar cualquier comisión sobre el mismo.

Donde gana Transferwise es en la comisión del 0.5% que aplica sobre la cantidad de dinero transferida. Por poner un ejemplo, si transfieres 1000 euros, la comisión sería de tan sólo 5 euros. Fair enough que dirían los ingleses.

A día de hoy también hay otros sistemas que compiten con Transferwise. Algunos de ellos ofrecen comisiones inferiores, como Azimo, que dice cobrar solamente 1 euro por transferencia, pero no pueden ofrecerte un cambio en tiempo real como hace Transferwise.

Y es que, si bien las comisiones por transferencia internacional de ING son fijas y no tan abusivas como las de otros bancos (incluso pueden llegar a ser 0 para transferencias internacionales menores de 50.000 euros si tienes la nómina con ellos), el cambio de divisa que ofrecen es demencial. Leyendo su web, parece que llegaron a un acuerdo para los cambios de divisa con Global Exchange (ver comunicado aquí).

Tomando como cierto la anterior premisa y haciendo un sencillo experimento – como el que muestro a continuación – llegé a la conclusión de que con el cambio de divisa que ofrecen me estarían poco menos que tomando el pelo.

Las siguientes tres capturas de pantalla pertenecen al día 23 de Febrero, 12:08 PM hora española. El primero de ellos es el cambio en tiempo real ofrecido en la web XE.com…

cambio-divisas-xe-com-23-febrero-2017

El segundo pertenece a la web de Transferwise unos instantes después…

cambio-divisas-transferwise-23-febrero-2017

Y el último es el que proporciona la página de Global Exchange…cambio-divisas-globalexchange-23-febrero-2017

Como podréis apreciar, tanto XE.com (1 euro = 119,490 yenes), como Transferwise (1 euro = 119,515 yenes) presentan unos tipos cambiarios en tiempo real muy parecidos, diferiendo de manera ínfima en algunos decimales. Sin embargo, Global Exchange ofrece un cambio alrededor del 10% peor que el de mercado (1 euro = 108,355 yenes).

Ahora imagínate que deseas hacer una transferencia de 1000 euros el mismo día 22 a una cuenta bancaria en yenes.

Sistema
Tipo cambiario Euros enviados (€) Yenes recibidos (¥)
Transferwise 1 € = 119,515 ¥ € 1.000 ¥ 118.920
ING Direct + Global Exchange 1 € = 108,355 ¥ € 1.107,47 ¥ 120.000
  • Con el tándem ING Direct + Global Exchange estarías pagando unos 102 euros más con un método que con el otro, un 10% más caro. ¡Ojo! Que todo esto es sin incluir aún la comisión fija por transferencia internacional de ING.

Si bien mi experimento es incierto al no haber realizado la transferencia real usando ING Direct, puedo deciros con casi toda seguridad que el tipo de cambio que te aplique tu entidad bancaria en una transferencia internacional menguará tus ahorros de una manera muy considerable. Y cuanto más dinero quieras enviar mayor será el dinero se pierda por el camino.

Sin embargo, en Transferwise, en el mismo momento en el que registras la transferencia te indicarán

  • las comisiones exactas,
  • el tipo de cambio de moneda a aplicar
  • e incluso el dinero aproximado que ahorras al utilizar este sistema en vez de un banco convencional. En mi caso fueron más de 1.400 euros para un pago cercano a los 50.000 euros.

transferwise-detalles-de-transferencia

Operativa de Transferwise.

Primeramente deberás registrarte en su sistema. Aunque también puedes evitar este trámite usando una de tus cuentas de Google, Facebook o PayPal. En ese caso, Transferwise recuperará tus datos de perfil del sistema elegido.

Una vez dentro del sistema, deberás dar de alta la cuenta bancaria de destino y posteriormente realizar el pago mediante alguno de los métodos que ofrecen:

  • Transferencia bancaria.
    • Creas un pago en la página web de Transferwise introduciendo los datos bancarios de la cuenta bancaria destino y el importe a transferir.
    • Durante el proceso, Transferwise te proporcionará una cuenta de destino europea (en Estonia para transferencias internacionales), a la que deberás enviar el dinero mediante una transferencia desde tu entidad bancaria.
    • En cuanto llegue el dinero a la cuenta europea -generalmente un par de días – Transferwise se encargará de hacerte llegar el dinero en la divisa deseada a la cuenta de destino.
  • Tarjeta de débito / crédito.
    • Básicamente es igual que el pago por transferencia bancaria, excepto que en este caso en vez de usar tu cuenta bancaria se utilizará tu tarjeta para hacer el cargo.
  • Transferencia instantánea.
    • Este tipo de transferencia se hace sin necesidad de conectarte a la web de tu banco. Para ello Transferwise utiliza un sistema llamado Trustly, que se conecta con el sistema de la entidad bancaria que desees y te pide introducir tus datos y confirmar el pago utilizando las credenciales que usas normalmente para acceder a tu banca online.
    • Es posible que tu banco tenga un límite establecido para transferencias instantáneas y, si la cantidad que quieres transferir es mayor que éste límite, es muy probable la transferencia no llegue a realizarse.
    • Este método de está disponible solamente para bancos en España, Finlandia y Estonia. Los bancos en los que se ofrece soporte en España son:
      • Banco Pastor, Banco Popular, Banco Sabadell, Banco Santander, Banesto, Bankia, Bankinter, BBVA, ING DIRECT, La Caixa.

Mi experiencia transfiriendo dinero de España a Japón con Transferwise.

Mi experiencia con ellos fue excepcional, por eso os animo a probarlo. En éste, podrás seleccionar entre, básicamente, los tres métodos de pago que ya expliqué en el apartado anterior.

Yo elegí la opción de transferencia instantánea. En principio parecía muy sencilla de realizar y el dinero llegaba antes a la cuenta de destino. Además, España se encontraba entre los pocos países en los que se podía usar esta modalidad, así también como mi entidad bancaria, ING Direct.

Realicé los pasos necesarios, dando de alta mi cuenta de beneficiario con los datos de mi banco japonés, el Shinsei Bank. (Si usáis bancos japoneses debéis ser muy cuidadosos con el nombre del beneficiario, que normalmente ha de teclearse en katakana)

Una vez informado el importe llegué al paso en donde se selecciona la entidad bancaria con la que deseas realizar el pago. En esos momentos se establece una conexión con el sistema informático del banco de origen (usando el servicio Trustly).

Se te solicitarán los mismos datos que te pedirían en la página del banco (DNI, un par de posiciones aleatorias de las seis que componen tu clave, etcétera). Después mostrará las cuentas desde las que es posible enviar el dinero y por último requerirá de una clave de tu tarjeta de coordenadas de ING.

Al finalizar el proceso ING te enviará un mensaje SMS al móvil con un código que deberás teclear para finalizar la operación. Todo exactamente igual que si ejecutases la operación desde la web oficial de tu banco.

En mi caso, cuando llegué al paso final introduciendo el código secreto que me enviaron por SMS, no recibí SMS de confirmación tipo “transferencia de X euros finalizada con éxito”. Esperé unos minutos y entré a la web de ING Direct España para ver con asombro que ninguna transferencia había sido registrada. Mis ahorros aún seguían ahí, intactos.

Problemas con ING y su SAT.

Decidí ponerme en contacto con el servicio de atención al cliente de ING Direct. El resultado fue que ninguno de los dos operadores con los que hablé supo solucionarme nada.

La primera operadora me decía que ella no veía ningún intento de transferencia en el sistema. Le comenté que había recibido el mensaje SMS enviado por ING, y que ese evento debería estar registrado en su sistema. Además, añadí que tenía experiencia trabajando en con sistemas CRM (Customer Relation Managament) y que estaba seguro de que debería haber una opción para consultar los mensajes enviados a clientes. Después de ello consiguió encontrarlo y me confirmó que sí es verdad que enviaron ese mensaje, pero que no constaba ninguna información de que la transferencia hubiera sido completada con éxito (ni tampoco lo contrario…).

El segundo operador con el que contacté parecía tener más idea, y pareció ahondar algo más en el caso, pero no consiguió sacar nada en claro. Es más, le hablé que había efectuado la transferencia usando un sistema intermediario llamado Trustly, que se conecta con el sistema de ING directamente. Su respuesta me dejó sorprendido, ya que afirmó que lo que le estaba diciendo era imposible, que no existía tal sistema.

Llegué a la conclusión que bien la formación que dan a los operadores de ING dejaba mucho que desear o bien que topé con personal nuevo en el puesto.

Contacto con el SAT de Transferwise.

Y por el lado de Transferwise el mensaje que aparecía en su web al “finalizar” la transferencia tampoco era muy tranquilizador. Es más, su ambigüedad invitaba a jugar a la ruleta rusa cuanto menos.

transferwise-error-al-pagar-con-trustly

Fue entonces cuando decidí probar suerte llamando al servicio de atención al cliente de Transferwise, facilitando los mismos detalles que aporté en ING.

La operadora que me atendió fue muy amable, pero la solución que me propuso era esperar un par de horas o tres para ver si la transferencia se había realizado o no. Me comentó que ocasionalmente al usar Trustly, el banco de origen podía demorarse un poco en realizar la transferencia o, en el peor de los escenarios, no ejecutarla.

Como la llamada no me llevaba a ningún lado, decidí aprovechar la llamada y poner una incidencia. La respuesta que recibí es que sólo podía hacerse mediante correo electrónico. Sin embargo, y ante mi insistencia, me pasaron con su supervisor. Éste, me atendió de forma más amable aún si cabe. Agradeciéndome la información que les proporcionaba, me comentó que si bien Trustly no les había dado problemas nunca con ING, si lo hacía con otros bancos, como el BBVA. Se ofrecieron a hablar con la empresa que hay detrás de Trustly y contactar conmigo de nuevo por correo electrónico indicando el motivo por el que no había funcionado de modo correcto. También me comentó que podía demorarse unas 2 o 3 horas, pero que estuviese tranquilo, que el tipo cambiario que ofrecen en el momento de la transferencia es válido por 48 horas.

Una hora más tarde tenía respuesta vía correo electrónico del supervisor de Transferwise . Me explicaba que ING Direct abortó el pago de la transferencia con motivo “Limit Exposure (order)”. Esto significaba que existía un límite de dinero para pagos de débito tipo Trustly en mi cuenta de ING.

No solamente recibí información detallada de todo lo ocurrido, si no que además me regalaron un vale para el siguiente pago que realizase donde las primeras 1000 libras esterlinas (GBP) – o equivalente en otra moneda – estaban libres de comisiones. ¡Chapeau por la atención al cliente recibida por Transferwise!

Por último, recibí las instrucciones para retomar la transferencia que había sido abortada por ING. Lo que hice fue cambiar el método a transferencia bancaria – desde el anterior transferencia inmediata – y tuve que ejecutar el traspaso a través del sistema propio de ING Direct. La cuenta destino pertenecía a un banco estonio (LHV Bank) con el que trabaja Transferwise.

Transferencia España – Japón realizada con éxito en un par de días.

La transferencia llegó al día siguiente y me guardaron el tipo cambiario – que me era favorable – porque llegó a la cuenta estonia en menos de 48 horas desde que se dio de alta en el sistema de Transferwise.

Normalmente este tipo de operación suele tardar alrededor de cinco días hábiles, pero a mi me llegó solamente en ¡dos días!

Para hacer seguimiento de la misma, estos fueron los eventos por orden cronológico:

  • Lunes 21:30 hora japonesa. Registro el pago en Transferwise pero hay problemas con el sistema Trustly e ING y la transferencia no se ejecuta.
  • Lunes 22:00-00:00 hora japonesa. Diversas llamadas con servicio de atención al cliente de ING Direct y Transferwise.
  • Martes 00:59 hora japonesa. Recibo el correo notificando que ING Direct abortó mi transferencia. (informado por el servicio de atención de Transferwise)
  • Martes 7:30 hora japonesa / 23:30 hora española. Hago la transferencia usando el sistema de ING Direct desde mi cuenta española a la cuenta estonia del banco LHV proporcionada por Transferwise. (ING enviaría la transferencia al día siguiente hábil al haber sobrepasado el horario de ejecuciones)
  • Miércoles. ING ejecuta la transferencia de España a Estonia.
  • Jueves. Llega el dinero a la cuenta estonia. El sistema me envía un correo diciendo que el dinero llegará a la cuenta destino en Japón el lunes de la semana siguiente. Pero al final recibo un segundo correo en el que se retrasa hasta el martes de la semana siguiente.
  • Jueves de la misma semana. El dinero llega de manera sorpresiva un par de días antes del tiempo estimado a al cuenta japonesa de destino.

Al final, y aún con los problemas que tuve, quedé muy contento con la transparencia de Transferwise y la rapidez y eficacia de su servicio de atención al cliente.

Una última reflexión.

Según mi humilde opinión, más tarde o más temprano las empresas de cambio de divisas old-style con modelos de negocio obsoletos, las cuales aún aplican estos injustos y abusivos tipos de cambio, se verán abocadas a renovarse o morir.

Transferwise es un ejemplo del modelo moderno y transparente que será el que predominará en un futuro próximo. Por ello os recomiendo su uso. (puedes hacer click en la imagen de abajo)

Transferwise la nueva forma de ganarle la partida al banco

Si habéis tenido una experiencia con este sistema u otros similares no dudéis en dejarme un comentarios para enriquecer aún más la información y llegar así a más gente.

Espero haber aportado mi granito de arena y ojalá os haya ayudado a ahorrar un poquito del dinero que habéis ganado con tanto esfuerzo.

Advertisements

Categories: Dinero

1 reply »

Deja tu comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s